Drenaje terapéutico
15331
page-template-default,page,page-id-15331,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Nuestro estilo de vida actual hace que nuestro cuerpo acumule toxinas de todo tipo: químicas, emocionales y energéticas, por lo que se hace fundamental eliminarlas a fin de prevenir enfermedades. Lo que respiramos, lo que pensamos y lo que comemos hace que incorporemos a nuestro cuerpo sustancias (homotoxinas) que no son asimilables por el organismo y que acaban acumulándose en los órganos, sobre todo en riñones, hígado, pulmones y articulaciones.

En condiciones normales nuestro organismo elimina estas toxinas por piel, orina, heces y pulmones, pero cuando por diversas causas nuestras capacidades de eliminación están debilitadas, es necesario reforzar las funciones fisiológicas que permiten la eliminación de los desechos.

Las mejores épocas para hacer un drenaje son primavera y otoño, lo ideal es hacer un par de drenajes al año como mantenimiento general a partir de los cuarenta años.

¿CUÁNDO ES NECESARIO UN DRENAJE?
  • en patologías crónicas, sobre todo si se siguen tratamientos medicamentosos.
  • después de un tratamiento con medicamentos como antibióticos.
  • en periodos de estrés.
  • después de épocas de excesos (vacaciones, Navidad, celebraciones,…)
  • si se padece retención de líquidos.
  • en procesos de pérdida de peso.
HOMOTOXINAS ENDÓGENAS

Las homotoxinas endógenas se generan en el cuerpo como consecuencia de los procesos metabólicos. Se pueden consideran incluso como homotoxinas las sustancias que en condiciones normales están presentes en el cuerpo pero que sólo son tóxicas cuando se van acumulando porque no pueden ser eliminadas por los procesos fisiológicos normales. Hablamos de:

  • desequilibrios hormonales
  • acúmulos de grasa
  • aumento de insulina
  • ácido láctico
  • oxalato cálcico
  • amoníaco
  • urea
  • CO2
HOMOTOXINAS EXÓGENAS

Sobrecargas tóxicas externas que entran en el organismo como:

  • alimentos procesados
  • colorantes y conservantes alimenticios
  • tabaco, café
  • humo, polvo
  • fertilizantes
  • productos de limpieza y desinfección
  • metales pesados (mercurio, plomo,…)
  • radiaciones electromagnéticas